Víctimas y a la vez criminales. Tres personajes femeninos en novela negra

La novela negra, el thriller son géneros que cada día me sorprenden más por la fuerza que los autores infunden a sus personajes, en especial si son femeninos. Un ejemplo de ello los tres últimos con los que he disfrutado, La Cadena (Adrian McKinty), Alex (Pierre Lemaitre) y Perdida (Gillian Flynn).

Nadie querría estar en la piel de Rachel (La Cadena), una mujer corriente, cuando recibe una llamada diciéndole que su hija ha sido secuestrada, y que si quiere verla habrá de pagar un rescate, y secuestrar a otro niño. Quien llama es también una madre cuyo hijo ha sido secuestrado, y si Rachel no cumple con las reglas, el niño morirá y su hija también. Es una víctima, pero le piden que también sea criminal. Va a necesitar mucho valor y astucia. No puedes dejar de leerla ¿quién está detrás de la cadena?, y sobre todo, ¿volverá a ver a su hija?

Nadie querría estar en la piel de Rachel (La Cadena), una mujer corriente, cuando recibe una llamada diciéndole que su hija ha sido secuestrada, y que si quiere verla habrá de pagar un rescate, y secuestrar a otro niño. Quien llama es también una madre cuyo hijo ha sido secuestrado, y si Rachel no cumple con las reglas, el niño morirá y su hija también. Es una víctima, pero le piden que también sea criminal. Va a necesitar mucho valor y astucia. No puedes dejar de leerla ¿quién está detrás de la cadena?, y sobre todo, ¿volverá a ver a su hija?

Sigue leyendo

“Y yo a ti más”, de Lisa Gardner

No podrás dejalo hasta el final

Hacía tiempo que un libro no me tenía tan enganchada hasta el final, y es que lo que parece obvio al principio, cambia continuamente. Tessa Leoni, agente de la policía estatal, se declara culpable de haber matado a su marido en defensa propia, y tiene heridas que lo confirman. Parece un caso fácil para la veterana detective D.D. Warren, pero hay un cabo suelto importante, ¿dónde está Sophie, la hija de seis años de Tessa?, ¿la ha matado también?, ¿por qué después de matar a su marido congeló su cuerpo?

Una historia en la que no se puede dar nada por supuesto. Conocemos en primera persona lo que nos va contando Tessa Leoni, su versión de los hechos, lo que piensa, y a la vez los pasos que da la investigación en tercera persona. Las dos versiones, ¿pero cuál es la verdadera?, ¿las dos?. Sigue leyendo