Recuerdos en viejas ediciones

DSC_2534Dersu Uzala

En 1902 Vladimir Arseniev, un oficial del zar, explorador y etnógrafo, explora en los confines de Siberia y de China algunas regiones hasta entonces impenetrables para los euroeos. Un viejo cazador de la taiga siberiana, Dersu Uzala se convierte en su guía y amigo. Este es el relato  que hace Arseniev sobre el protagonista, habituado a vivir sin compañía, a excepción de los animales. Un ejemplo de  sagacidad e intuición para convivir con la naturaleza, de la que parece conocer sus secretos.  Sigue leyendo

Leídos con mucho gusto

Ray Bradbury. Borracho de escritura

“En mis viajes he aprendido que si dejo de escribir un solo día me pongo inquieto. Dos días y empiezo a temblar. Tres y hay sospechas de locura. Cuatro y bien podría ser un cerdo varado en un lodazal. Una hora de escritura es un tónico”Bradbury

Así describe Ray Bradbury su relación con la escritura en uno de sus libros, no ficción, “Zen en el arte de escribir” (Minotauro). Una “autobiografía” de su imaginación, de cómo nacían sus cuentos, relatos y novelas, o de cómo alimentaba La Musa y la conservaba. Y debía conservarla bien porque las ideas se le presentaban en cualquier momento y luego las convertía en esas joyas que nos ha dejado. “Estamos en un proceso móvil. Entonces no hay nada que fracase. Todo continúa. Se ha hecho el trabajo. Si está bien, uno aprende. Si está mal, aprende todavía más. El único fracaso es detenerse”. Sigue leyendo

Viejas ediciones. Zane Grey

A veces viejas ediciones cuentan más historias que la propia. Una dedicatoria, una fotografía, un billete de tren, o una carta entre sus páginas nos llevan a un momento determinado en la vida del lector. Y cuanto más fascinante resulta la obra más lectores habrán disfrutado del ahora viejo libro, que se convierte, a su vez, en testigo de historias sin concluir.

DSC_2536A principios del siglo pasado Zane Grey comenzó a escribir historias del Oeste. A lo largo de su vida publicó más de 90 y la mayoría de ellas pasaron a la gran pantalla. Historias de venturas, romances, de buenos y de muy malos… sin más pretensión que la de entretener, que no es poco, y disfrutar con la vida de los personajes del viejo Oeste.

“La heroína de Fort Henry” (editorial Juventud, 1964) fue la primera novela que publicó y la que le dio la fama. La historia se basa en los recuerdos de sus antepasados, testigos de las luchas fronterizas en la época de los primeros colonizadores. Sigue leyendo

“Por Catálogo”

“Por catálogo”

Un extraño juego para crear a la pareja perfecta cae en las manos de Sada. Piensa que puede ser divertido y juega. Pero cuando se hace realidad  no podrá abandonarlo o pagará un alto precio.Por catálogo

“Conocí a Sada en un apartado lugar del sur de América. Hacía tres años que había abandonado el país huyendo de algo que la aterrorizaba. La noche que desapareció me contó esta historia, la de un juego diabólico con el que creó la pareja perfecta. Pero ella no cumplió su parte del contrato y quienes dominaban el juego no permitían deserciones. Sabía que tarde o temprano la localizarían, pero yo estaba dispuesto a recuperarla”

 

 

 

Yla-bá, magia y misterio en un pasado remoto

La vida de Yla-bá cambia con el rapto de su madre y otras mujeres Shoalis, con ellas también se llevan parte de la energía con la que su Dios bendice a su pueblo. Yla, con quince años, se unirá a los tres hombres que salen en su busca hasta el territorio de los portadaYla-EstherShahiattis. En el viaje aumentarán sus dones de premonición y sus visiones serán más nítidas y reales, ve lugares y seres que no parecen de este mundo, echa de menos el buen criterio de su abuela Ellora, la Maga, como la llaman todos, e intenta seguir su consejo “haz caso de tus sueños”, pero no sabe interpretarlos, como tampoco entiende por qué se siente unida al forastero que les acompaña. Sigue leyendo